Emprender es gestionar la adversidad

Una de las historias de emprendimiento que más me ha fascinado a lo largo de mi carrera profesional fue la de Joel Spolsky con FogCreek. Él, junto a Michael Pryor, decidieron emprender en uno de los peores momentos que conoció la web: justo antes del estallido de las punto com. Su modelo de negocio se fue al traste al año de comenzar. Tuvieron que despedir a la mitad de la plantilla y cambiar, obviamente, el modelo de negocio. Hoy tienen una de las mejores empresas en las que trabajar en Nueva York.

Los comienzos son duros.

Hace sesenta días tenía un plan. Nada ambicioso, pero en el que se prescindió contar con la gestión de riesgos. Un emprendedor jamás debe ser pesimista. Pero los riesgos existen y no hay que ignorarlos.

El primer problema que tuve fue con mi diseñador habitual. Dejó de aceptar encargos pequeños. Extraña decisión en una época como esta. No estábamos para hacer grandes desembolsos en imagen corporativa y no teníamos tiempo para 99designs. Así que hicimos con logotipo con el Paint .NET y adelante.

El segundo problema que tuve fue al trasladar las oficinas y parte del equipo a Málaga para instalarnos en las facilidades de una aceleradora. Formaba parte de sus condiciones y las aceptamos al entrar en el programa. La infraestructura era de segunda: durante las tres primeras semanas Internet funcionaba a ratos y a 256Kb/s, las pizarras no eran pizarras y la “calidad” de los mentores era discutible. Finalmente, decidimos salirnos del programa y volvernos a Sevilla tras un mes y 7710 euros menos. Había que cortar en seco.

El tercer problema también fue con la aceleración. Parte de los beneficios recibidos era contar con un “talentum” a tiempo completo. Después resultó que era a tiempo parcial y que lo de talentum era puro marketing de Telefónica: eran prácticas (mal)pagadas. Tras unas semanas invirtiendo tiempo y esfuerzo en enseñar a nuestro talentum a aportar valor a la empresa, decidió marcharse a una empresa que le pagaría un salario digno. Me alegré por él, todos merecemos un salario digno. Pero fue una inversión que se esfumó. En fases tempranas no conviene introducir a personal no comprometido con el proyecto.

Hasta ahora hemos encontrado unos baches en el camino que hemos podido saltear. No son nada comparado con las montañas que tendremos que cruzar en el futuro. Emprender es, sobre todo, saber gestionar la adversidad, cómo responder a cada problema. Y si las respuestas no son las apropiadas, no hay Ctrl + Z.

El camino del profit es duro.

Anuncios
Emprender es gestionar la adversidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s