Mi primera semana en Selectommerce

Los comienzos son duros. Pronto llegará el mini-golf y los helados de treinta y un sabores…

El pasado día 15 de julio inicié mis primeros pasos como emprendedor, socio y directivo en una startup tecnológica spin-off de la Universidad de Sevilla y, por si eso fuese poco, ingresé junto a mi startup en el programa de aceleración Bolt. Durante esta primera semana he interiorizado lo siguiente:

Las decisiones sub-óptimas tomadas son mejores que las decisiones óptimas por venir.

Cuando te asignan un puesto de dirección como el mío, te pagan por tomar decisiones. Lo demás es decoración. Las decisiones optimas están muy bien, pero no casan bien con los presupuestos apretados. Una buena forma de no caer en la procrastinación del perfeccionismo es limitar las decisiones en tiempo. Permitete el lujo de meditar durantes unas horas sobre ciertas decisiones con la condición de tomar una decisión no necesariamente perfecta transcurrido el plazo. Tomar decisiones es clave.

Si la tecnología es la piedra angular de tu negocio, ¡paténtala!

Cuando se trata de largos y costosos procesos judiciales, no es el momento de hablar de patentes. Si has creado una tecnología disruptiva y esta forma parte de tu valor añadido, no pierdas el tiempo leyendo este artículo y corre a patentarla. Te ahorrarás disgustos y ganarás en seguridad tanto para tu negocio como para tus clientes.

En el mismo orden de cosas: no descuides los derechos de explotación y P.I.

Asegúrate y haz que tus empleados firmen un acuerdo de cesión de derechos sobre el producto tecnológico que están creando. Puede parecer evidente, pero sin el papel firmado, podrías tener problemas. No dejes nada al azar si puedes evitarlo.

Asegúrate de tener unos socios tecnológicos clave en el momento indicado

La mejor forma de evitar que una corporación bien establecida, poderosa y grande se vuelva tu competidor es asociarte con él. Nadie dispara en su propio pie. En el caso de que tengan claro de que quieren meterse en tu sector de mercado, te comprarán a un buen precio para ahorrarse futuros litigios, problemas de P.I. y patentes ;)

Se puede ser emprendedor sin iPhone y con un portátil viejo

Lo único que se necesita es financiación, trabajo duro, más trabajo duro y los contactos adecuados.

Y si has llegado hasta aquí esperando saber qué es lo que hacemos en selectommerce, debo perdirte disculpas pues eso me lo reservo para un futuro post.

Anuncios
Mi primera semana en Selectommerce

Un comentario en “Mi primera semana en Selectommerce

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s